Course categories


Available courses

Seminario a distancia

Docente: Lic. Gabriela Cramer

Objetivos
Conceptualizar aspectos teóricos y clínicos de las primeras entrevistas en la clínica con niños, en un proceso en el cual podamos arribar a conocer el estado emocional de un niño y de su entorno al momento de la consulta. Partir de esquemas clásicos para luego introducir variantes y actualizaciones de los mismos. Abordar algunos conceptos teóricos que subyacen a los distintos momentos del proceso; como ser la participación de los padres del niño, la utilización de los gráficos y del juego en el ámbito clínico- terapéutico.

Destinado a: Psicólogos – Psiquiatras infantiles – Psicoanalistas – Estudiantes avanzados

Fundamentos
La clínica infantil tiene cierta especificidad.
Por empezar, la consulta la realizan habitualmente  los padres (o algún adulto que ocupe funciones parentales); puede ser  espontánea o sugerida por alguna institución escolar o algún profesional médico.
Esta modalidad plantea una situación compleja; unos consultan por otro sujeto que es quien debería ser atendido. Además, tenemos que tener en cuenta que  la estructuración psíquica de dicho sujeto está en proceso. Esto implica que nuestra intervención se produce en un momento muy significativo.
Contamos con diversos medíos de expresión para conocer al sujeto en cuestión. No sólo el lenguaje oral sino también el juego y el grafismo.
Es decir que en una misma consulta se plantean múltiples variables.
En las primeras entrevistas pretendemos ir conociendo todas estas variables, a la vez que intentamos despejar cada una de ellas.
En cada caso nos preguntamos: ¿Esta situación por la que se consulta requeriría una intervención terapéutica? De ser necesario ¿cuál sería la estrategia terapéutica más adecuada para esta problemática?
Abordar las primeras entrevistas en la clínica infantil nos lleva a articular las bases teóricas de la estructuración del psiquismo con sus diversas manifestaciones de expresión, con la búsqueda de la técnica más adecuada para poder tener una comprensión de las situaciones clínicas específicas.


Docente: Mag. Sandra Vorobechik
Psicóloga UBA. Magister en Psicoanálisis (UNLaM – AEAPG)
Secretaria General de la Asociación Escuela Argentina de Psicoterapia para Graduados. Ex-Secretaria del Centro de Investigación y Orientación Comunitaria Dr. Arnaldo Rascovsky de la AEAPG.
Supervisora del Equipo de Psicoprofilaxis Quirúrgica del Hospital Italiano de Buenos Aires. Docente del Curso “Psicoprofilaxis quirúrgica con niños y adolescentes” dictado en el Instituto Universitario del Hospital Italiano. Integrante del Comité de Medicina Interna de la Sociedad Argentina de Pediatría.

Dirigido a: Psicólogos, médicos y otros profesionales interesados en el tema.

Fundamentos e introducción:
La enfermedad tiene un efecto desorganizador en el psiquismo del niño, no sólo porque compromete intensamente la vivencia corporal sino porque está acompañada de efectos traumáticos para el niño y su familia.
La psicoprofilaxis quirúrgica tiene como objetivo disminuir la morbilidad psicológica postquirúrgica y favorecer la recuperación del paciente, en relación con su esquema corporal, inserción social y vínculo con el equipo médico.


Docente: Lic. Inés Gutiérrez

Dirigido a: psicólogos, psicoanalistas, psicopedagogos, docentes, estudiantes avanzados y todo otro profesional vinculado con adolescentes.

Fundamentos:
Sostuvimos en la Parte I de este Seminario* que la pregunta por “la vocación” abre un campo de interrogaciones más amplio, que no sólo remite a la elección de un estudio o trabajo, sino al ser del sujeto que elige. Así, en el proceso de elección vocacional, o en su implementación, se pondrán en juego distintas cuestiones que pueden demorarlo, detenerlo o cuestionar la elección realizada, dando cuenta de una problemática a descifrar con quien nos consulta.

En esta segunda parte nos proponemos identificar y analizar, desde una perspectiva psicoanalítica, algunas de esas cuestiones, que muestran su incidencia cuando el proceso de elección se ve obstaculizado o cuando el proyecto elegido no transcurre según las expectativas del sujeto.

Consideramos que en esos momentos de vacilación –momentos privilegiados de subjetivación-el joven sujeto tiene una oportunidad para ahondar en su singularidad y escribir lo propio, siempre que podamos hacer lugar a una escucha que lo habilite.


Docente: Mg. Prof. Dr. Roberto Eduardo Méndez

Dirigido a: psicólogos, psicoanalistas, psicopedagogos, docentes, estudiantes avanzados y todo otro profesional vinculado con adolescentes.

Fundamentación:

La mayor parte de los profesionales del campo de la salud mental, vemos con preocupación un aumento en los índices de prevalencia de patologías graves y complejas, de difícil abordaje, y que exigen un desafío teórico y terapéutico de urgencia para poder prevenirlas y confrontarlas con algún grado de éxito. Se dan en llamar “Patologías del tercer milenio”. En las mismas se observa un aumento de casos de: 1) alcoholismo y poli- adicciones; 2) trastornos de alimentación en mujeres; 3) los cortes y las auto-injurias; 4) los trastornos de comportamiento y de control de los impulsos; 5) el bullying; 6) acting out patológico y aumento de muertes por accidentes; 7) cuadros depresivos y de suicidios; 8) embarazo adolescente; 9) trastornos relacionados con el transgénero (transexualismo, travestismo).

Dentro de estas patologías, y como un fenómeno nuevo en Argentina, comienzan a aparecer cada vez más casos de autoinjurias con cortes, generalmente en brazos, más en mujeres que en varones (pero no exclusivamente) y que son detectados recién ante la consulta psicoterapéutica de adolescentes, muchas veces único ámbito de intimidad donde éstos pueden ser percibidos a través de su comunicación en la sesión, mientras que permanecieron ocultos ante la vista de sus pares y de sus padres.

Los cortes pueden alcanzar un serio nivel de peligrosidad y pueden tener características adictivas (compulsión en aumento progresivo) y siendo realizados en distintas modalidades, cualidades y oportunidades.

Este seminario intentará transmitir las conclusiones obtenidas en los trabajos de investigación clínica y psicoanalítica llevada a cabo sobre este tema y que formarán parte de la tesis presentada ante la Universidad de la Matanza y la AEAPG.


DocenteLic. Débora Slonimski

Licenciada en Psicología; Psicoanalista, socia activa de la AEAPG, ex miembro del Consejo Directivo.
Miembro del equipo de psicoanálisis y psicología de FEPI: Fundación para los Problemas de la Infancia, Dra. Lydia Coriat.

Dirigido a: psicólogos, psicoanalistas, psicopedagogos, estudiantes de psicología y todos aquellos que trabajen en temáticas referidas a la primera infancia.

Pensar en niños con problemas en su desarrollo nos remite a abordar niños que presentan, muchas veces, cuerpos dañados. Cuestión irreductible que hay que atender, pero que al mismo tiempo, paradojalmente, hay que “olvidar”, para dar lugar a que a pesar de ese Real que se nos impone, su estructuración como Sujeto, sea posible.
Es común que haya una demanda por parte de los padres, de que el analista cure ese cuerpo roto y haga desaparecer esa falla que los conecta con su propia rebaja narcisista. Será su escucha psicoanalítica la que propiciará una intervención clínica de otro orden; práctica que inaugure en ese niño su condición de Sujeto ligado a la Infancia.


Dirigido a: Psicólogxs, médicxs, psicopedagogxs, estudiantxs y psicoanalistxs

Fundamentos:
En el campo de la salud y salud mental escuchar el sufrimiento o malestar humanx conlleva hoy una formación de múltiples disciplinas –la tradición del ejercicio de psicoanalistas exige
una formación permanente- con transversalización de género como ejercicio de una escucha y una praxis que incluya a lxs psicoanalistxs como investigadxr atentx a las experiencias
sociales que son subjetivantes.
La fuerza de los posicionamientos subjetivos –que son de carácter sociohistórico y por lo tanto contingente- con respecto a las diversidades sexuales y a las identidades genéricas
interpelan el ejercicio de la práctica analítica actual, lo que hace necesario revisar, conceptualizar y precisar anclajes entre el psicoanálisis y los estudios de género.
En este sentido, se vuelve necesario interrogar los conceptos fundamentales para leer las subjetividades de nuestra época; revisar la metapsicología teniendo en cuenta sus principios,
para pensar conceptos de sexuación, identidades genéricas y orientaciones eróticas y amatorias.
Es una oportunidad para considerar los aportes enriquecedores de analistas y teóricxs que vienen trabajando desde hace años en estos campos disciplinarios, que han tenido distintos orígenes pero que confluyen de manera tal que sus producciones se vuelven imprescindibles si queremos aportar a que las vidas de lxs sujetxs sean un poco más vivibles.
La tradición pluralista del psicoanálisis que ofrece la Escuela implica abrir este espacio de articulación con los Estudios de Género.


Docente: Lic. Iliana Giménez

Fundamentos e introducción:

Consideramos de sumo interés recorrer las relaciones entre arte y psicoanálisis develadas a partir de los postulados freudianos. Es nuestra intención localizar los puntos de encuentro entre estas dos disciplinas que tanto han revelado sobre la condición humana.

Freud se sirvió del arte para el desarrollo y la fundamentación del psicoanálisis. En este curso nos proponemos acompañarlo en algunos tramos de ese recorrido que ha explicitado gran parte del funcionamiento psíquico y uno de los aspectos más refinados de la producción humana.

En la medida en que el artista expresa en su obra aspectos de su mundo interno, manifiesta el modo de funcionamiento del psiquismo en general, pero también formas de expresión de lo más privado y particular. Por lo que revela del funcionamiento psíquico en general, la obra nos permite decir sobre el inconsciente, la pulsión, la sublimación.

El psicoanálisis se trata fundamentalmente de la metáfora, la desfiguración del contenido inaceptado y el encubrimiento de mociones de un decir que siempre evoca lo no dicho, y aún, lo imposible de decir. En esto, arte y psicoanálisis, se encuentran: en su condición de evocación. Pretender vincularlos a lo literal, es banalizar o desconocer su fundamento. Dejar las obras de arte o la palabra en el nivel de lo manifiesto es desconocer su esencia y desconocer la esencia misma del psicoanálisis.

Tanto un análisis como una experiencia artística – hablamos de artista y espectador- contienen algo de la experiencia sagrada, en la medida en que se trata de símbolos que manifiestan, cada uno de ellos, su encadenamiento al origen. Esto sucede tanto a nivel individual como de la civilización. Tal como lo dice Freud, importan más los aspectos simbólicos del arte que sus aspectos formales y técnicos. Arte y psicoanálisis introducen una pausa en la vida cotidiana para llevarnos a otras dimensiones de nuestro pensamiento y del conocimiento de nosotros mismos y de la condición humana. Ahondar en ellos, nos conduce a otros niveles de libertad. En un momento en que la experiencia, la palabra y la ética se encuentran desestimadas, encuentro muy oportuno que el psicoanálisis recupere el reconocimiento de su importancia y valor.


Docente: Dra. Graciela Onofrio

Dirigido a: psicólogos clínicos, psicoanalistas y médicos de todas las especialidades familiarizados con el cuerpo teórico del psicoanálisis y estudiantes del último año de cursada que estén familiarizados con el psicoanálisis.

Fundamentos:
Partimos de la clínica de tantos pacientes que consultan porque su eje sintomático es “no poder dejar de comer” o “no poder dejar de dejar de comer”. La clínica es singular pero la formación sobre estas problemáticas admite una discreta generalización. Se basa en un trastorno emocional y cognitivo que regula la percepción de la imagen y la autoestima. Hablar claramente del conjunto de estos cuadros permite poner en valor su importancia tanto para el especialista en Psicología o Psiquiatría como para otros especialistas del campo de la Medicina o de la salud en general. Es necesario construir una base de sustentación para la entrada en el mundo simbólico. Buscamos tener acceso a la posibilidad de articular metáforas allí donde, predominantemente, hay acciones de sublevación frente a lo que el sujeto percibe como arrasamiento subjetivo. Dimensión que, no sólo, recorre los ideales del Yo sino su propia constitución. Un Yo ideal imaginario que tambalea en el marco de una falta-en-ser que no existe.  “Un cuerpo a rehacer todos los días”, en palabras de Sylvie Le Poulichet y una certeza sobre su cuerpo, “la pasión por los huesos” siguiendo a Recalcati.